SINGLADURA: Canalizar la energía en niños con hiperactividad

Poradmin

SINGLADURA: Canalizar la energía en niños con hiperactividad

En Singladura asesoramos, analizamos e investigamos sobre cualquier solución que sea eficaz y con el foco puesto en alcanzar la excelencia académica. Por ello, rastreamos cualquier producto que pueda dar respuesta a las necesidades concretas de alumnos “fuera de lo normal”. A través de las redes sociales hemos descubierto innovaciones que -sin saber si llegarán a producirse en cadena- sí nos han llamado la atención. ¿Adivinarías qué han creado para los niños hiperactivos en Canadá?

Para quienes se han unido hace pocos meses a este blog refrescamos un antiguo post donde explicamos cómo un Colegio de Madrid imparte el curriculum canadiense (además del español) habida cuenta de las mejoras que éste conlleva, dejando de lado la memorización de contenidos y centrándose en el desarrollo de habilidades y destrezas. Puedes ver más aquí.

Y  en Canadá ha sido quienes -dando una vuelta más de tuerca en el ámbito de la educación y pensando en los niños hiperactivos– han desarrollado unos pupitres que permitan “liberar” esa energía. ¿Cómo?

Los niños hiperactivos -fruto de dicho exceso de actividad- reducen considerablemente su atención a las explicaciones del profesor; además de entorpecer la marcha de la clase, con profesores que tienen que gestionar tanto la formación como evitar que el niño esté levantándose constantemente. El modo de canalizar toda esa energía fue instalando unas bicicletas estáticas al pupitre. De este modo el alumno al pedalear libera gran parte de su energía, concentrándose más rápidamente en el docente, no entorpeciendo la marcha de la clase y ayudando a relajarse. Obviamente, también hay otro beneficioso componente: el ejercicio físico añadido que realiza el alumno.

Hace aproximadamente 10 años muchos gimnasios instalaban aparatos como bicicletas estáticas, remo o bicicletas elípticas con contadores de calorías quemadas y vatios producidos por la simple acción de usarlos, empleando dicha energía para alimentar pequeños aparatos Así, y puesto que “la energía ni se crea ni se destruye; sólo se transforma”, ¿estaríamos ante una nueva fuente de energía renovable que pudiera el Centro Escolar aprovechar?

www.singladura.net

About the author

admin administrator

Deja un comentario